Header Ads

ad

FLAVIO CÉSAR: NO A TODOS LES CONVECE LA FAMA

En los años 90, Flavio César era uno de los galanes por el que todas las chicas se derretían, el éxito en su carrera musical y las telenovelas era enorme, sobretodo cuando en 1994 protagonizó “Agujetas de color de Rosa”.



Con el paso del tiempo continuó apareciendo en algunas producciones, pero en 1998 se convirtió a la religión cristiana porque fue ahí donde encontró la paz que decía necesitar. Nunca más regresó a los escenarios y cuando canta, lo hace para Dios.

En entrevistas ha dicho que sabía que dentro del medio artístico no iba a conseguir ordenar su vida, fue solo acercándose a Dios donde lo ha conseguido. Ahora, según sus declaraciones, ya no tiene más vacíos que lo hagan sentir mal.

Ha grabado ya 3 discos de música cristiana y está 100% enfocado en ello, además es pastor en su natal Monterrey y lo que más disfruta es a su familia. Tiene cero arrepentimientos por haber abandonado la vida de súper estrella.



No hay comentarios.

AÑADE TU COMENTARIO